La Belleza de lo Sencillo

Entrevista Blogirls 2.0 Diciembre de 20117
Entrevista Blogirls 2.0 Diciembre de 20117

La belleza de lo Sencillo

Entrevista publicada en la revista colaborativa online “Blogirls 2.0” edición de Navidad de diciembre de 2017:

 

Allethea Mattos es una marca que encarna la personalidad de una mujer exuberante, femenina y cosmopolita. Amante de las prendas hechas a mano. Una vuelta al origen, a la esencia, que se traduce en prendas delicadas, femeninas y contemporáneas.

 

Tus prendas no dejan a nadie indiferente, es innegable que tienes un don para el ganchillo. ¿Cómo aprendiste a tejer?

 

Aprendí a tejer ganchillo cuando era muy niña, pero nada complicado, sólo los puntos básicos de crochet, lo suficiente como para hacer el típico tapete que se pone encima de la mesa. Debo confesar que me daba pereza hacer cualquier trabajo muy complicado.

Ya desde muy pequeña me gustaban las manualidades y experimentar con diferentes tejidos y técnicas. Me encantaba pasar el rato cosiendo prendas para mis muñecas, hacer tapices, bordar, hacer punto… fui muy autodidacta en mi aprendizaje.

Supongo que mi vena creativa también está muy influenciada por mis padres; mi padre era dibujante y mi madre la responsable de compras en una boutique en Río de Janeiro.¿Dónde dirías que nació tu pasión por el crochet?

Cuando estaba estudiando la carrera de diseño de moda en Río de Janeiro me juntaba siempre con un grupo de amigas al salir de clase e investigábamos diferentes técnicas para nuestros proyectos de final de semestre. Entre esas técnicas estaba el punto, la creación de lencería de tela y, cómo no, el ganchillo, que era la técnica que más libertad me proporcionaba al a hora de crear mis prendas.

Además, era perfecta para trabajar a la vez que recorría las dos horas de trayecto que separaban mi casa de la universidad. Así que mi relación con el ganchillo se fue cuajando gradualmente y mi pasión por él fue creciendo poco a poco, pero todo comenzó allí, en la universidad.

 

A la hora de comenzar una nueva pieza, ¿qué es lo que más disfrutas, el diseño de la prenda, la elección de materiales y colores o, simplemente, la elaboración? ¿Cómo es ese proceso de creación?

Disfruto especialmente con la elección del material, pero también con esa sensación de impaciencia que me produce empezar a tejer e ir viendo qué prenda va a nacer.

Mi proceso de creación empieza decidiendo el tipo de prenda que quiero hacer y, posteriormente, empiezo a tejer el primer prototipo. Muchas veces el resultado final cambia mucho respecto a la idea inicial; pueden salir cosas muy distintas ya que, con un mismo punto, voy explorando diferentes posibilidades.

El momento de tejer para mí es como abrir la ventana a un mundo lleno de posibilidades infinitas; de hecho, siento que aún no he conseguido sacar de mi cabeza todas las ideas.

 

A día de hoy has conseguido crear tu propia marca, Allethea Mattos, de prendas diseñadas y elaboradas por ti. ¿Qué te motivó a dar ese salto? ¿Cuáles son las principales dificultades a las que te has tenido que enfrentar en este camino?

La creación de mi marca surgió de manera totalmente casual, no fue algo planificado. Empecé creando prendas para mí y eso fue lo que despertó el interés de mi círculo de amigas. En este momento estaba finalizando la carrera de moda y hacía algunos trabajos esporádicos como modelo de pasarela. Entre casting y casting mis amigas modelos me encargaban prendas y así fue como comenzó todo.

Después, cuando buscaba trabajo, en las tiendas donde hacía entrevistas me pedían crear alguna prenda para acompañar sus principales colecciones. Así, poco a poco, fue naciendo mi marca, sin apenas darme cuenta.

Empecé, literalmente, con una aguja de ganchillo y un ovillo de hilo de algodón color crudo, sin recursos financieros y sin demasiada experiencia sobre cómo llevar una empresa, pero fui aprendiendo y aún sigo haciéndolo.

Fue, y sigue siendo, un camino de muchísimo trabajo y dedicación al 100%, ya que las prendas que yo elaboro son de calidad y no forman parte de una moda pasajera. Hay clientes que me envían fotos de piezas que tejí hace ya 20 años y que aún hoy conservan su belleza y calidad intactas.

Lo único que tenía claro cuando empecé en esto, fue que la moda era mi pasión y que tenía dos posibilidades, o trabajar en una empresa para otra persona o crear algo único, que expresara mi visión particular de la moda.

 

Hace poco tiempo abriste tu propio atelier en Pamplona. ¿Nos puedes contar un poco más acerca de cómo es tu día a día en el taller?

En el taller suelo estar sólamente por las mañanas, de 11:00 a 15:30. La tarde la suelo dedicar a mi blog y tienda online. En el taller trabajo con cita previa, ya que es la única forma que he encontrado para poder conciliar mi trabajo con mi vida familiar.

Cuando estaba haciendo el plan de negocios tuve que pensar de forma muy clara mis limitaciones, ya que en mi caso es imposible tener una tienda abierta al público con un horario comercial.

Así que diseñé mi proyecto con el objetivo de ofrecer una atención personalizada, para que el cliente se acerque al taller, mire los prototipos y elija el hilo para que empecemos a crear algo único y totalmente individualizado.

 

Vemos que diseñas distintas colecciones de ropa cada año. ¿Cuál es tu fuente de inspiración a la hora de diseñar las prendas?

No me gusta mirar otros trabajos de crochet ni copiar patrones. Lo que sí hago es buscar varios puntos de ganchillo y experimentar con ellos haciendo mis interpretaciones personales. Mi mayor fuente de inspiración es la naturaleza, en particular las flores.

Me encanta pasear y observar todo tipo de flores, fotografiarlas, contemplar sus colores… También me gusta centrarme en las texturas, por ejemplo, una tela de araña, y dejar que mi imaginación vuele.

 

Elaborar a mano una prenda no debe ser ni fácil ni rápido, ¿cuántas horas aproximadamente inviertes en cada prenda?

Depende. Hay prendas que pueden llegar a tardar hasta dos años en estar del todo terminadas, pero también puedo hacer un abrigo en 4 días. A veces me dedico a experimentar con las ideas que me vienen a la cabeza, tengo muchas prendas empezadas.

El trabajo de elaborar algo a mano tiene un punto de incertidumbre, y de tener siempre en cuenta que es necesario aprender de los errores.

Sin embargo, otras veces, cometer un error en un punto supone un acierto. A la hora de sacar una colección adelante, recurro a mi archivo, visualizo la idea que quiero transmitir y voy a por ella.

 

Tus prendas han vestido nada más y nada menos que a Claudia Schiffer. ¿Te sientes orgullosa de algún producto en especial?

Me siento orgullosa del crecimiento gradual de mis creaciones. El top que vistió Claudia Schiffer, en su momento, fue la pieza más copiada de mi creación.

Viéndolo con la perspectiva que da el tiempo, fue algo que no supe gestionar bien, yo era una pequeña marca a la que copiaban otras mucho más grandes que yo, pero al mismo tiempo me llenaba de orgullo y era consciente de que mis prendas tenían una identidad fuerte y que la gente que las veía pensaba, “esto es creación de Allethea”.

 

Naciste en Brasil y viviste allí muchos años. ¿Cómo fue el cambio de vivir en España? ¿Qué es lo que más te gusta de vivir aquí y lo que menos?

Siempre he sido muy inquieta e independiente, antes de vivir en España, había vivido en Milán, donde estuve una temporada para complementar mi carrera de moda.

Después volví a Brasil para darle un empujón a mi marca, darme visibilidad y participar en importantes eventos de moda en Brasil, como la Semana de la Moda. En un determinado momento todos los caminos empezaron a traerme a España: una invitación para hacer un trabajo aquí, la presentación de una de mis colecciones, la participación en la SIMM (Semana Internacional de la Moda de Madrid), etc.

En España mi vida cambió completamente. Mi dedicación al trabajo era total, tanto es así que mis amigos bromeaban con que mis hijos serían muñequitos de ganchillo, pero me casé con un pamplonico que había conocido en Brasil y me mudé con él.. Al poco tiempo formamos una familia.

En Pamplona mi trabajo tomó una dimensión diferente ya que tenía que conocer primero el país y crearme mi propio círculo en una nueva ciudad muy diferente a Río de Janeiro. Ahora trabajo a otro ritmo y siento que estoy en una fase en que necesito darle mayor proyección a mi marca. Está siendo un trabajo muy bonito de introspección el hecho de pensar en cómo quiero comunicar lo que significa la marca ‘Allethea Mattos’.

Me gusta la calma de la cuidad donde vivo, la organización, la limpieza de las calles, las rotondas floridas, pero hay veces que hecho muchísimo de menos la belleza de mi Río de Janeiro y su intensidad, calor y vorágine creativa.

 

¿Te resulta difícil combinar tu trabajo con la familia?

Conseguir conciliar trabajo y familia es todo un reto y una pelea diaria. Simplemente sigo mi ritmo y, si estoy cansada, descanso. Sé que de esta manera puedo tardar más en llegar a mi meta, pero intento mantener una cierta constancia y escuchar a mi cuerpo.

Debo decir que mi hijo menor es el que marca el ritmo de la familia. Nació con una discapacidad y los primeros dos años de su vida fueron muy difíciles ya que vivíamos más en el hospital que en casa. Sin embargo, intento aplicarme una frase que se dice mucho por aquí, “al mal tiempo buena cara”, así que decidí adaptarme a la situación y me puse a estudiar online, así mantenía la cabeza ocupada de malos pensamientos.

Ahora la situación familiar está mucho más calmada y gracias a esta filosofía de respetar el ritmo interior, mi niño está a punto de cumplir 5 años y disfruta de una salud más equilibrada. Claro que aún seguimos teniendo muchos desafíos por delante, pero hemos aprendido a llevarlo todo con calma, constancia y dentro de un entorno saludable.

Y yo mientras tanto trato de apoyarme en aquellas cosas que me hacen mantener la ilusión, como hacer ganchillo, estudiar fotografía, la creación de mi blog, los cursos online de la Escuela de Jackie Rueda y, por supuesto, este grupo maravilloso que es Blogirls 2.0. Con constancia y alegría es posible cumplir tus sueños a pesar de las dificultades.

 

Y ya para terminar, nos encantaría saber un poco más de tus planes. ¿Nos podrías avanzar algunos de tus proyectos futuros? ¿Con qué te gustaría sorprender al mundo en 2017?

Mi proyecto futuro y objetivo principal es conseguir darle continuidad a mi proyecto presente.

Es un verdadero reto, pero me gustaría darle visibilidad a mi marca, hacerla crecer y florecer, conseguir que llegue cada vez a más gente y seguir creando lindas prendas de ganchillo para hermosas mujeres que disfruten vistiendo mis creaciones.

 

Me gustaría cerrar con una frase que me encanta del cantautor Caetano Veloso:

“La gente está hecha para brillar, no para morir de hambre”.

¡Que seáis muy felices!

Entrevista Blogirls 2.0 Diciembre de 20117
Entrevista Blogirls 2.0 Diciembre de 20117
Entrevista Blogirls 2.0 Diciembre de 20117
Entrevista Blogirls 2.0 Diciembre de 20117

 

More from Allethea Mattos

¡Happy New Year! Los 8 looks de Crochet y Cromoterapia para que tu brilles en 2014.

Preparamos preciosos looks de prendas de ganchillo para que tu crees una...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *